Viajes

Qué ver en Dublín en un fin de semana (o viaje de 3 días)

Pin
Send
Share
Send


Ver Dublín en 48 horas es una especie de sacrilegio comparable al de afirmar que las nuevas películas de 'Star Wars' son mejores que las clásicas. Sin embargo, como la gran mayoría de los mortales necesitamos trabajar para vivir, lo cierto es que, por falta de tiempo libre, son muchos los viajeros que intentan sacar lo mejor de la capital de Irlanda en un par de días (normalmente, un fin de semana).

Tuve la inmensa suerte de vivir más de 8 años en Dublín y en ella me siento como en casa. De tamaña muy manejable - sobre todo, teniendo en cuenta que es una capital europea -, Dublín es una ciudad especialmente multicultural, abierta, divertida y amable. Un lugar perfecto para vivir, pero también para pasar un fin de semana.

Cogeros de mi mano - no literalmente hablando… O sí - y os llevo a conocer lo mejor de Dublín en 48 horas o un fin de semana.

Viernes

Para daros los mejores consejos sobre qué ver en Dublín en dos días, voy a suponer que llegáis a la ciudad un viernes, pero, realmente, esta ruta es aplicable a dos días cualquiera de la semana, pues la capital de Irlanda es una de las ciudades más vibrantes que he conocido y hay vida en sus bares y oferta cultural a diario.

Lo primero que debes hacer al llegar al aeropuerto de Dublín es buscar un transporte que te lleve al centro de la ciudad (o donde quiera que sea que tienes tu alojamiento). Pinchando en este enlace podrás leer todas las opciones que tienes.

Una vez te encuentras en el centro del meollo, y si aún cuentas con luz solar, puedes comenzar por dar un paseo por la mítica calle comercial Grafton Street.

Entrada principal a St Stephen's Green

Grafton Street siempre está llena de vida. Turistas y locales llenan sus comercios y se dejan entretener por un buen número de artistas callejeros que cuentan chistes, hacen malabares o cantan preciosas canciones. En uno de los extremos de Grafton Street, encontrarás uno de los parques más emblemáticos de Dublín: St Stephen's Green.

Se trata de uno de los muchos pulmones verdes que posee Dublín. Jardines adornados con flores, estanques e imponentes árboles lo convierten en uno de los mejores lugares para caminar tranquilamente en pleno centro de la ciudad.

Biblioteca del Trinity College

A menos de 100 metros de Grafton Street se halla la puerta de entrada al Trinity College. El Trinity, inaugurado en 1592 por la reina Isabel I de Inglaterra, es la universidad más antigua de Irlanda. A pesar de encontrarse en pleno centro de la ciudad, en cuanto cruzas el umbral de la puerta principal y te adentras en el primero de sus patios interiores, una atmósfera de recogimiento se cierne sobre ti. Este efecto lo consigue la magnífica distribución de los edificios, tanto antiguos como nuevos, ya que todos miran hacia el interior.

La Universidad del Trinity tiene un gran número de zonas comunes abiertas a todos los públicos - incluso puedes ver algún partido de rugby del equipo de la universidad durante el fin de semana -, pero la más popular de todas es su biblioteca.

EXCURSIONES EN DUBLÍN EN ESPAÑOL

Si viajas a Dublín, aprovecha para realizar alguna de estas actividades en Dublín y alrededores, con muy buenas recomendaciones de sus usuarios y guías que hablan español:

  1. Entradas para la Guinness Store sin colas y con pinta incluida
  2. Tour por los escenarios de Juego de Tronos
  3. Tour nocturno por Temple Bar y sus pubs
  4. Autobús turístico de Dublín
  5. Tour privado por Dublín
  6. Tour vikingo por Dublín
  7. Excursión a Howth y Malahide
  8. Dublin Pass
  9. Tour por el legado celta de Irlanda
  10. Península de Hook y costa de los naufragios
  11. Excursión a Belfast y la Calzada del Gigante
  12. Excursión a Newgrange y al valle del Boyne
  13. Más excursiones en Dublín y alrededores

La vieja biblioteca del Trinity College es uno de los monumentos culturales más visitados en Irlanda. En su interior - que parece de una película de Harry Potter -, podrás admirar millones de volúmenes, siendo el más famoso de todos el Libro de Kells, un manuscrito realizado por monjes celtas en torno al año 800.

Pin
Send
Share
Send