Viajes

Los acantilados de Los Gigantes en Tenerife

Pin
Send
Share
Send


Puerto de Los Gigantes

Antes de que los castellanos llegaran a la isla de Tenerife, los guanches vivían placenteramente en un clima y una tierra de fertilidad envidiable. Su mundo conocido no iba mucho más allá de las otras islas que podían divisar desde la propia. Si para los navegantes españoles el misterio de la redondez de la Tierra ya no era tal, para los primeros habitantes de Tenerife el Mundo acababa en el extremo oeste de la isla, allá donde se alzaba una pared de roca infranqueable. Se trataba de lo que hoy en día se conoce como acantilados de Los Gigantes.

Esta muralla basáltica de origen volcánico, que se prolonga desde el puerto de Los Gigantes hasta punta de Teno, mide entre 300 y 600 metros y se entierra en el agua a no más de 30 metros de profundidad. Es prácticamente inexpugnable y tan sólo algunos barrancos, difícilmente accesibles por tierra, la cortan en algunos puntos, creando pequeñas calas de arena o grava a las que la gente suele acercarse por mar con embarcaciones de recreo.

Estos mismos barcos y lanchas son utilizados para explorar el fondo marino. Esta zona de la isla es muy famosa entre submarinistas y pescadores de altura por la riqueza de vida que se puede encontrar bajo la superficie del océano. Una colonia de ballenas piloto habita aquí durante todo el año, y tortugas de gran tamaño y delfines actúan como comparsas habituales. Todo un deleite para los buceadores.

Acercándonos con la lancha a los acantilados

Impresionantes vistas de cerca

Video: ACANTILADOS DE LOS GIGANTES. TENERIFE. (Abril 2020).

Pin
Send
Share
Send