Viajes

Descendiendo el río Umia en kayak

Pin
Send
Share
Send


Desde que tuve mi primera experiencia de rafting en el río Noguera Pallaresa (Pirineos), a los 20 años, siempre me ha gustado descender ríos de aguas bravas. Además, así como carezco de cualquier tipo de destreza cuando me das un vehículo con ruedas, tengo una habilidad especial para los deportes que implican barcas y remos. O al menos no soy tan palurdo.

Sabiendo que esa mañana descenderíamos el río Umia en kayak, me desperté y salí con un brinco de la cama. Al descorrer las cortinas vi que de nuevo el sol lucía alto en el cielo gallego. Íbamos a tener otro día de calor. Sinceramente, las meigas no sé si existirán o no, pero lo de que en Galicia el tiempo es inestable y lluvioso sólo lo creo porque veo el increíble manto verde que lo cubre todo. Sin embargo, si fuera por mi experiencia, sólo llevaría camisetas de manga corta y bañador cada vez que fuera a viajar a Galicia.

Tras el desayuno, nos marchamos con la furgoneta a las instalaciones del Club Náutico O Muiño. Este club, ubicado en Ribadumia, tiene 21 años de historia y propone actividades aptas para toda la familia en el río Umia. Aunque dan cursos y sus socios entrenan y participan en distintas pruebas en Galicia, España y Europa, su objetivo es que los chavales, y la gente en general, disfruten de los deportes de remo en río. Y a eso habíamos venido nosotros. A disfrutar.

El río Umia nace en la parroquia de Aciveiro, municipio de Forcarey, y recorre los municipios de La Estrada, Cuntis, Moraña, Caldas de Reyes, Portas, Meis, Ribadumia y Cambados, creando una cuenca de algo mas de 400 km². Sus aguas acaban su trayecto en la Ría de Arosa. El tramo, de unos 8 km, que recorreríamos nosotros, se encontraba muy cerca de la desembocadura.

Tras ponernos los bañadores, cargamos kayaks y remos en la furgoneta y nos trasladamos al punto de salida.

Pin
Send
Share
Send