Viajes

Visita a Santa María del Mar en Barcelona

Pin
Send
Share
Send


En el barrio de la Ribera, entre callejuelas y terrazas que apenas dejan lucir como es debido su preciosa fachada se levanta la Basílica de Santa María del Mar.

Ya a principios del siglo IV se levantó bajo los cimientos de la actual iglesia de Santa María del Mar una necrópolis cristiana para guardar los restos de Santa Eulàlia, antigua patrona de la ciudad. Esta chica de apenas trece años parecía tener agallas y un buen día se plantó frente al gobernador romano con el objetivo de calmar su ira contra el incipiente grupo de cristianos que empezaba a extenderse intramuros por la entonces Barcino. El castigo por semejante osadía según la leyenda fue verdaderamente despiadado y aparte de ganarse el título de patrona de la ciudad también se llevó el nombre de la calle Baixada de Santa Eulàlia en el Gótico, recordando cómo los romanos la metieron en un barril repleto de cristales rotos y la lanzaron vía abajo por ese mismo lugar.

De todos es sabido que Santa Merçè es la patrona de Barcelona pero no siempre ha sido así. Santa Eulália, la gran olvidada fue la patrona de la ciudad desde la época romana en que los cristianos eran perseguidos hasta el siglo XVIII cuando una plaga de langostas asoló las tierras y los locales se encomendaron a Santa Merçè y milagrosamente la plaga remitió.

Portal de Santa María del Mar

Pin
Send
Share
Send