Viajes

Viaje a Karlstad y Värmland: canoas en Långberget

Pin
Send
Share
Send


Pasear con la canoa por los lagos de Suecia es una experiencia de contacto total con la naturaleza.


El Sol intentaba abrirse paso entre unas nubes que le habían ganado la partida durante el resto del día.

Nuestra amiga Anna no perdía detalle con su cámara.

Decidimos las parejas, nos pusimos los chalecos, cogimos nuestros remos e Israel y yo fuimos los primeros en abordar la canoa e intentar entrar al lago. Risas mil. Al no llevar el calzado adecuado y estar toda la orilla totalmente cubierta de un fango negruzco, empujamos la canoa hasta que sólo una pequeña parte de ella estaba en el agua y nos metimos dentro esperando que los demás nos empujaran hasta que la embarcación se deslizara sola sobre el líquido.

No way, Jose. Maria lo intentó por un momento pero pesábamos una barbaridad y estábamos estancados en el barro. La imagen de los dos sentados, con los remos cruzados y los demás mirándonos como diciendo: “Salid de ahí, y empujar vosotros la barca y meteos en el barro… Cabro… ”, no tiene precio. Tenían razón.

Al final es lo que hicimos y al poco, Israel y yo por un lado, y Maria y Javi Pantani por el otro, le dábamos a los remos y surcábamos las aguas del lago.

El Sol ganó la batalla y disfrutamos de un deporte que es realmente relajante y bonito. Ir en canoa o kayak te permite explorar orillas inaccesibles y acercarte a la naturaleza de una manera que pocos otros deportes lo hacen.

Que conste que en esta carrera les dejamos ventaja.

Pin
Send
Share
Send